INICIO           FILOSOFÍA           SERVICIOS           PUBLICIDAD           TIENDA           CONTACTO

¿Cómo puedo mezclar la decoración en mi casa?

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Quiero que te fijes en las siguientes imágenes y busques qué tienen en común...


- 1 -

- 2 -

Por si alguien se pregunta que está cubriendo la pared, y el techo, del cuarto, es corcho. Y la mesa es un clásico del diseño (atemporal) de Saarinen.

- 3 -

- 4 -

- 5 -

- 6 -

- 7 -

- 8 -

- 9 -

- 10 -

- 11 -

- 12 -

Todas las imágenes aquí...


Aparte de ser todas de la revista AD, y de compartir color turquesa y verde en muchas de ellas, ¡se trata de la misma casa!. En Greenwich, Connecticut, diseñada por Miles Redd.

Si no me crees, fíjate:

Las fotos 1 y 2. Es bastante evidente, la fachada comparte el mismo tipo de columnas en la veranda, las lámparas de techo, el estilo... que en la foto de la zona de estar exterior.

La foto 3. Esta nos descoloca (la del corcho), pero si nos fijamos en las ventanas y en la foto 1 (la de la fachada) vemos que comparten el mismo diseño. Es la zona de juegos, y es por la que llegué a esta casa, ¡me encanta! Así que cuando vi el resto, me sorprendí, porque no tenía naaada que ver.

Las fotos 4 y 5. Si observas el color del vestíbulo de entrada, podrás verlo en la puerta abierta de la foto 5, la del mud room (cuarto normalmente a la entrada, donde dejar las botas y abrigos y que muchas veces cumple varias funciones a la vez, como lavadero, despensa, trastero, despacho...). Por cierto, que me encanta ese vestíbulo y el contraste con el amarillo de la puerta de entrada.

Fotos 6 y 7. Es la cocina con su office, lo puedes ver porque comparten color de pared y suelo (suelo que también tiene el mud room). Y la misma carpintería exterior que el resto de la casa. Pero ni siquiera son del mismo estilo decorativo.

La foto 8. El comedor formal. Adoro ese papel de pared.

La foto 9. El salón. Observa como el papel de pared, de rayas, sube marcando la forma curva entre techo y pared...

Las fotos 10 y 11. Dormitorio principal con baño. Sí, mira la puerta abierta en el dormitorio, ¿ves las rayas? pues eso, que es su baño. Qué te puedo decir, pues que también me encanta el papel de pared, tanto el de las flores, como el de rayas (en realidad están pintadas). Fíjate en el detalle de la puerta que da al baño: el marco está pintado en blanco mientras que la puerta en sí está pintada en verde. Y el tapizado de la silla de la derecha, comparte estampado con la pared, pero en otro color.

Y la foto 12. Dormitorio de invitados. Tooodo rojo, con el toque en turquesa del pie de la lámpara. Papel de pared, tapizado de sillón y sofá, mantel que cubre el tocador, alfombra... únicamente comparten el color, de resto, son todos motivos distintos, y el resultado es ¿caótico? No, yo diría que nos transmite recogimiento y calidez.


En resumen:

En todas las imágenes podemos observar que las distintas habitaciones: no tienen los mismos suelos, no tienen los mismos zócalos, no tienen las mismas molduras, no tienen el mismo acabado en las paredes... No comparten siquiera el mismo estilo decorativo. ¿Importa? NO. ¿Te gusta? Probablemente algunas cosas sí. Pero si esta fuera tu casa, tú habrías escogido en función a tus gustos, a lo que te llena, a tus recuerdos, y el resultado hubiera sido otro, igualmente personal, pero con otro estilo, tú estilo, con el que te sentirías totalmente identificado.

Es cierto que si tenemos miedo a mezclar, que si no estamos seguros del resultado que podemos obtener, lo más fácil es recurrir a unificar los distintos ambientes, estilos, colores, materiales. Pero si ese no es tu caso, pasa de modas, porque parece que en todas partes te bombardean con las mismas ideas: espacios diáfanos, limpios, lo que es correcto y lo que no, que en toda la casa pongamos el mismo suelo, que todo sea blanco (¡oiga, que me encanta!), que no mezcles esto con aquello, que los colores los combines así o asao. Es tu casa, tú decides. Sorprende a los demás, haz que cada vez que entres en un cuarto te vuelvas a enamorar de ella porque no te aburre, porque te hace tilín.

Atrévete a experimentar, a mover los muebles de sitio, a pintar de diferentes colores (de todas maneras siempre hay que volver a pintar después de un tiempo), mezcla texturas, patrones, estampados, materiales, ¡diviértete! Y si al final no te convence, ¡siempre podrás recurrir a mi!, ¡ja, ja, ja!

Así que la respuesta a cómo puedes mezclar los diferentes estilos y gustos en la decoración de tu casa, pues como a ti te parezca bien, confía en tu instinto, en tu personalidad, en tu gusto personal.

Pero eso no quita, que yo en este blog, vaya a darte una serie de consejos, de pautas a seguir, de ejemplos, de inspiraciones, que te puedan hacer la labor más fluida. Obviamente cuánto más ves, lees, observas, más aprendes y mejor te saldrá, pero sin perder de vista nunca tu propia interpretación de lo que es un hogar para ti.




Bueno, y ya sabéis, si necesitáis algún consejo... aquí estoy para serviros.


Hasta el Viernes y, ¡a disfrutar!





Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Hola guapa! te sigo por el tag "Be bloggera Blog" te espero por el mio truquitosparalaschicas.blogspot.com.es besitos

    ResponderEliminar

Me encanta que estéis aquí, leyéndome, siguiéndome...

Este es también vuestro lugar, un lugar para los sentidos de todos y todas. Y me gustaría que participarais de él.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips